Vinaora Nivo SliderVinaora Nivo SliderVinaora Nivo SliderVinaora Nivo SliderVinaora Nivo SliderVinaora Nivo SliderVinaora Nivo SliderVinaora Nivo SliderVinaora Nivo SliderVinaora Nivo SliderVinaora Nivo SliderVinaora Nivo SliderVinaora Nivo SliderVinaora Nivo SliderVinaora Nivo SliderVinaora Nivo SliderVinaora Nivo SliderVinaora Nivo SliderVinaora Nivo SliderVinaora Nivo SliderVinaora Nivo SliderVinaora Nivo SliderVinaora Nivo SliderVinaora Nivo SliderVinaora Nivo SliderVinaora Nivo SliderVinaora Nivo SliderVinaora Nivo Slider

Inicio

 

La idea de Yeguada los monteros nace en el año 2010 por la inquietud de su propietario al comprobar la falta de cultura “natural” del caballo que existe en esta zona de Castilla y león y en el territorio español en general , ya que por estos lares se hacen las cosas como toda la vida “¡¡ para que cambiar !! ” como dicen algunos, pero para nosotros es algo primordial y esencial, o no es cierto que, ¿ el hombre o cualquier ser vivo va evolucionando?, por eso después de muchos quebraderos de cabeza, sin sabores y un largo etc.. que mejor no recordar, siguiendo una senda más o menos recta nos hemos ido situando en una idea de cómo tratar al caballo de una forma particular. Para nuestra Yeguada ( cómo debería ser  para todo el mundo, tanto si intentas vivir de este mundo o si solo te lo planteas como hobby ) todos nuestros caballos y los que han pasado por nuestras instalaciones, siempre hemos  tenido una cosa clara, la prioridad es el caballo y nosotros tenemos que hacer todo lo posible para que se pueda tener al equino de la mejor forma, tanto en seguridad, higiene, salud e instalaciones.

Nosotros nos basamos tanto en las experiencias de los grandes: Jamie Jackson, lucy Rees, Martin Ochoteco, por mencionar algunos, personas que han tratado con caballos y han intentado entenderles y nunca someterles mediante la violencia, como en la nuestra propia. Está claro que cada individuo es un mundo y lejos está que nosotros, desde un pequeño  pueblecito  en el norte de Burgos podamos cambiar las cosas, pero eso si, vamos a agregar nuestro pequeño granito de arena.

Mucha gente al contar nuestras ideas e inquietudes en el mundo del caballo ( la teoría de los caballos descalzos, caballos sin hierros,  botas para caballos, comida natural, minimizar el aporte de piensos,  etc.. ) han hecho una serie de reflexiones en su mayor parte propiciadas por la cultura popular y sus ancestros que a nuestro parecer son totalmente erróneas, pero la verdad poco nos importa, lo importante es no salirse de la senda, está claro que habrá gente que le parezcamos raros e incluso prepotentes y a otros que les parezcamos maravillosos e innovadores, todo tiene su punto y su forma de actuar, nosotros por nuestra  parte nos gusta escuchar  y respetar  todo tipo de opiniones y ¡¡aprender cómo no!!, de la gente que sabe, da igual que no compartan nuestra forma  de pensar ni de actuar, ni mucho menos.Como decía mi abuelo “de todo el mundo se aprende”.

Por eso hemos llegado a esta conclusión, vamos a intentar instaurar en esta zona de Burgos y alrededores un tipo de hotel ecuestre o pupilaje ( como le llaman ) diferente a los demás, fuera boxes cerrados, fuera las herraduras, abajo el hierro en el caballo y viva la alimentación equilibrada y que la forma de tratar al caballo pase de ser de un objeto ( cómo si fuese una bicicleta ) a un ser vivo que siente, escucha y reacciona como la naturaleza le ha programado en sus genes y nosotros como propietarios y amantes de estos estupendos animales tenemos que tener  en cuenta un a cosa esencial, para nosotros el caballo es primordial en cambio para ellos nosotros no somos necesarios, tenemos que intentar llegar a un acercamiento con ellos de igual a igual ya que de ser de otra forma solo se conseguiría un sometimiento, que a la larga, efectivamente se conseguiría que el caballo haría lo que quisiéramos pero siempre se perdería la esencia del animal.

Por eso nace nuestra Yeguada no para demostrar nuestra realidad sino para intentar ayudar a la gente a conocerla y a decir unánimemente, otra manera de tratar al caballo es posible.