Vinaora Nivo SliderVinaora Nivo SliderVinaora Nivo SliderVinaora Nivo SliderVinaora Nivo SliderVinaora Nivo SliderVinaora Nivo SliderVinaora Nivo SliderVinaora Nivo SliderVinaora Nivo SliderVinaora Nivo SliderVinaora Nivo SliderVinaora Nivo SliderVinaora Nivo SliderVinaora Nivo SliderVinaora Nivo SliderVinaora Nivo SliderVinaora Nivo SliderVinaora Nivo SliderVinaora Nivo SliderVinaora Nivo SliderVinaora Nivo SliderVinaora Nivo SliderVinaora Nivo SliderVinaora Nivo SliderVinaora Nivo SliderVinaora Nivo SliderVinaora Nivo Slider

Preparación del Caballo de Resistencia

El entrenamiento de un caballo de resistencia require de dos a tres años como mínimo para desarrollar el potencial aeróbico máximo y permitir que todos los tipos de fibras musculares, tendones, ligamentos, articulaciones y huesos soporten las fuerzas aplicadas.

El fin que se persigue es conseguir una gran resistencia y desarrollar una salud óptima a largo plazo que permita al caballo actuar hasta una edad avanzada; así, se ha comprobado que el rendimiento máximo de un caballo de raid oscila entre los ocho y los catorce años.

Los llamados "tejidos blandos" tales como el sistema muscular y cardiovascular en muy pocos meses pueden alcanzar una condición óptima; los "tejidos intermedios" como los ligamentos, tendones, etc, requieren de 6 a 14 meses, mientras que los "tejidos duros", es decir, los huesos necesitan de uno a dos años. Es muy importante tener esto en cuenta ya que podemos conseguir que nuestro caballo en 3 ó 6 meses adquiera una capacidad muscular y cardiovascular adecuada y pensar que está ya entrenado.

El principio fundamental del entrenamiento del caballo de resistencia es desarrollar una buena fase aeróbica mediante el trabajo de fondo lento. La mayor parte del trabajo de resistencia se realiza con frecuencias cardiacas de 130-150 ppm.

Un caballo de raid , lo ideal es que posea al menos un 20% de fibras musculares de contracción lenta, que son aquellas que pueden sufrir muchas contracciones repetidas sin fatigarse debido a que el tiempo máximo de contracción es más largo. Un caballo de hipódromo necesita tener principalmente un mayor porcentaje de fibras musculares de contracción rápida. A pesar de lo expuesto el caballo de raid también debe estar dotado de un buen porcentaje de fibras de contracción rápida necesarias para el trabajo de trote y galope.

Actualmente, hay una tendencia a trabajar menos los caballos, y así todos los mejores caballos norteamericanos que hay ahora son de los que menos trabajan, y cuando lo hacen es con el pulsómetro, calculando tiempos y distancias.

La frecuencia cardiaca (ppm) representa el mejor indicio individual de la condición y del estado de respuesta. Un caballo bien entrenado debe alcanzar en 10 minutos menos de 64 ppm.

Los niveles de trabajo han de ir incrementándose en distancia, velocidad o intensidad; en la práctica hay una combinación de todos ellos. En el caso de que se observen signos de un exceso de trabajo el primer factor a reducir es la velocidad e intensidad, pues son los principales causantes de lesiones.

Consideramos resaltar la importancia del trabajo en doma, pues enseña al caballo el equilibrio y la flexibilidad necesarios, además de las respuestas a las ayudas ya que hay muchos caballos que carecen de coordinación y sensibilidad a estas ayudas, lo que impide que lleguen a ser grandes atletas.

Becky y Courtney Hart, grandes conocedores del raid, emplean un programa de entrenamiento basado en que caballos que han adquirido un nivel mínimo de doma comienzan a trabajar 5 días por semana.

El fin que se persigue es desarrollar una buena fase aeróbica mediante el trabajo al paso y algo de trote durante distancias de 8 a 10 km.

Siempre tras finalizar el ejercicio se comprobarán las pulsaciones que deberán estar por debajo de 64 antes de los 10 minutos. Si la recuperación es correcta se le irá exigiendo un poco más de intensidad, en caso contrario deberá disminuir.

El tiempo que debe durar este trabajo será hasta que el caballo sea capaz de hacer esta distancia de 8-10 km entre 12,8 y 14,4 km/h a trote intercalando un poco de galope corto y recuperándose como antes indicamos.

De forma orientativa si esta meta la consigue un caballo en 4 meses aproximadamente, nos indicaría que en principio las posibilidades del caballo son buenas.

Posteriormente se pasaría a un trabajo de tres días en semana, en días alternos. Dos de esos tres días mantendríamos la distancia de 8-10 km pero con desniveles de 300 m en subidas y el tercer día aumentaríamos la distancia a 30-40 km con desniveles de unos 1000 m.

Lo ideal es conseguir que el caballo alcance en 5 minutos menos de 64 ppm. Una vez que se consiga hacer este recorrido largo a una velocidad de aproximadamente 16 km/h y recuperándose sin problemas, el caballo podrá empezar a correr raid de 80 km.

Lo ideal es que los días de reposo los pasen en libertad, no encerrados en cuadras. Si esto no es posible deben salir como mínimo media hora al día.

Hay que tener en cuenta que el someter al caballo a entrenamientos que alcancen frecuencias cardiacas de 170-200 ppm no se deben emplear hasta el 2º ó 3º año de trabajo desde que se empieza, ya que están involucradas unas fibras musculares diferentes (fibras de contracción rápida y baja capacidad oxidativa) y los tejidos más densos (huesos). Es el entrenamiento que tiene más posibilidad de provocar lesiones importantes.

En el entrenamiento de los caballos para pruebas de resistencia hay un medio excelente para determinar si el caballo está fatigado o simplemente mentalmente poco dispuesto para continuar. Es el test de Ridgway que consiste en tomar la frecuencia cardiaca basal en cualquier momento del entrenamiento. Se hace trotar al caballo unos 80 m de las riendas y después de un minuto de iniciar el trote registramos de nuevo la frecuencia cardiaca.

Si es igual a la basal o está por debajo, el caballo estará en condiciones de seguir con ese entrenamiento, en caso de que estén por encima no.

 

 

Establecimiento de las Bases para Concurso de Raid

Hemos Creado una Comunidad en Facebook para así tener actualizado, tanto en una de las redes sociales, más punteras actualmente, como en nuestra página web todos los pasos que vayamos dando para la realización de este enorme sueño que es el de poder organizar una prueba de RAID en la comarca de las merindades, al Norte de Burgos.