Vinaora Nivo SliderVinaora Nivo SliderVinaora Nivo SliderVinaora Nivo SliderVinaora Nivo SliderVinaora Nivo SliderVinaora Nivo SliderVinaora Nivo SliderVinaora Nivo SliderVinaora Nivo SliderVinaora Nivo SliderVinaora Nivo SliderVinaora Nivo SliderVinaora Nivo SliderVinaora Nivo SliderVinaora Nivo SliderVinaora Nivo SliderVinaora Nivo SliderVinaora Nivo SliderVinaora Nivo SliderVinaora Nivo SliderVinaora Nivo SliderVinaora Nivo SliderVinaora Nivo SliderVinaora Nivo SliderVinaora Nivo SliderVinaora Nivo SliderVinaora Nivo Slider

Montija Natural

 

1.- El Trueba y Montes de la Peña desde el recodo entre Loma y Villalázara.

 

Montija significa montes pequeños. Es un valle vertebrado por los ríos Cerneja y Trueba y limitado por cuatro grandes sierras pertenecientes a las montañas de la zona más oriental de la Cordillera Cantábrica: AL norte la sierra de Montija con el Ventisquero del polvo ( 1.365m ), y montes de Ordunte con el Zalama ( 1.336m ), hacen de frontera natural con Cantabria y Vizcaya, al sur con altitudes superiores a los 1.000m los Montes de la peña con ( 1.070 m) con el alto de las peñas de Bercedo, Quintanilla Sopeña, o Alto de Corosma y Peña de Villasante o Umar raña, al oeste se encuentra el Crestería de las siete Conchas de Sotoscueva con Bedón ( 1.091 m ), hoy monumentos natural de Ojo Güareña.

La Merindad de Montija  se ha dividido tradicionalmente en dos mitades, que coinciden con una división paisajística y climática. El tercio de arriba o Montija Cantábrica, desde el crucero hacia el Norte, tiene hayas, robles albares, pinos, prados y pastizales siempre verdes para el ganado, con cercados de piedra y cabañas que le confiere un paisaje singular dentro de la Cordillera Cantábrica, son frecuentes las nieblas, las nieves, las nubes. El Tercio de Abajo o Montija Castellana, al sur del Crucero, es más caluroso y tiene encinas y quejigos, fincas de cereales que forman un mosaico con linderos naturales.

 

2.- Soto de Ribera en las proximidades de Loma hacia el Alberge de Espinosa de los Monteros.

 

Reserva de aves y flora de pradera

Situadas junto a las últimas estribaciones orientales del cresterío delas siete conchas – declarado monumento Natural de Ojo Guareña – compartiendo los términos municipales de Gayangos y Bárcena de Pienza, se encuentra una serie de lagunas circulares de origen diapiro rodeadas de carrizos, españadas, juncos de laguna y un extenso y rico jardín botánico que forma el graderío.

Considerados como muchos ornitólogos como las más importantes de la provincia representan un lugar privilegiado como zona de descanso de aves migratorias, nidificación y cría de un buen número de aves acuáticas, por lo que en 1994 fue declarado este húmedas  zona  natural protegida. 

 

 

Un río de vida y belleza

Montija conserva una gran diversidad de bosques de montaña y de ribera, atlánticos y mediterráneos, que muchas veces se dan mezclados, conservándose muchos individuos centenarios de casi todas las especies. Tomando siempre como referencia el cauce de aguas limpias comenzamos nuestra andadura desde el merendero del Rivero, con sus dos cajigas centenarias; Cruzaremos Villalázara con su gran nogala para seguir hacia Loma entre prados y bosques, donde descubriremos todos los hermosos y pequeños valores naturales que esconde Montija, además de las colosales cumbres que conforman en paisaje montijano ( Zalama, el Polvo, Bedón y la Peña ), avistaremos zorros, ánades, truchas, alisos, prímulas hasta llegar al Albergue de Espinosa de los Monteros.

A vista de pájaro de tres provincias

Iniciamos la marcha en Agüera, atravesamos el puente sobre el río Cerneja, y cogemos el camino de la izquierda en la última casa en dirección a San Pelayo, pueblo del que parte el Sendero GR 123 de la vuelta a Vizcaya y el maratón alpino Galarzeiz por los montes de Ordunte a finales de Julio, por lo que veremos señales de continuo.

En nuestra subida pararemos a coger resuello y disfrutar del agua de la fuente Cabañones que nos adentra en el hayedo de Rupando. Al final, antes de hacer cima nos encontraremos en el mojón centenario de ( 1884 ) que une cuatro municipios ( Valle de Carranza, Valle de Mena, Valle de Soba y Merindad de Montija ) enclavados en tres provincias ( Burgos, Cantabria y Vizcaya ). En la cima tenemos una importante turbera de montaña y veremos sobrevolar multitud de buitres por hallarse cerca su comedero, sin olvidar que este es un territorio del lobo y el jabalí. De regreso, podemos optar por bajar a San Pelayo.

La Montija más Cantábrica

Empezamos la marcha frente a la zona de descanso de la carretera que nos conduce al puerto de los Tornos. Abrimos y cerramos la valla, y el río nos acompañará en toda la travesía, por bosques mixtos de ribera, con abedules y serbales de montaña, robles, hayas y pinos.

 

Brote de Roble

Cuando el camino tire hacia arriba, tenemos que ir siempre buscando el río así que bajaremos por los pastizales encabezados en el alto por cabañas pasiegas. Llegamos al puente del Cabrero, y aquí optamos entre continuar por el hayedo que remonta el curso del Cerneja o subir el Ventisquero del polvo.