Vinaora Nivo SliderVinaora Nivo SliderVinaora Nivo SliderVinaora Nivo SliderVinaora Nivo SliderVinaora Nivo SliderVinaora Nivo SliderVinaora Nivo SliderVinaora Nivo SliderVinaora Nivo SliderVinaora Nivo SliderVinaora Nivo SliderVinaora Nivo SliderVinaora Nivo SliderVinaora Nivo SliderVinaora Nivo SliderVinaora Nivo SliderVinaora Nivo SliderVinaora Nivo SliderVinaora Nivo SliderVinaora Nivo SliderVinaora Nivo SliderVinaora Nivo SliderVinaora Nivo SliderVinaora Nivo SliderVinaora Nivo SliderVinaora Nivo SliderVinaora Nivo Slider

Fiestas Populares

FIESTAS Y TRADICIONES EN LAS MERINDADES


En este apartado podremos descubrir algunas de esas fiestas que han permanecido intactas pese al paso del tiempo. En la comarca existen dos fiestas declaradas de Interés turístico en Castilla y León. La Romería de San Bernabé se celebra el sábado más cercano al 11 de junio en el entorno de Ojo Guareña, donde año tras año se reúnen numerosos romeros que tras venerar al santo comen en el campo. La fiesta del Capitán de Frías también está declarada de Interés Turístico y se celebra en San Juan, en el mes de mayo, conmemorando la liberación de la pequeña y monumental ciudad. 

Si hay que destacar una fiesta por sus raíces populares y por el atractivo de su temática, esta es la romería de Nuestra Señora de las Nieves, que año tras año se celebra en Las Machorras y donde se reúne la comunidad pasiega de Burgos y de Cantabria. Según la tradicional fiesta, el día 5 de agosto, tras la misa y el original baile popular en el que interviene el "bobo", el "rabadán" y varios danzantes, los romeros comen en el entorno de Las Machorras, entre las vallas de piedra que rodean los verdes pastizales. Y tras la comida, la fiesta continúa. 

El Carnaval se ha afianzado como una interesante fiesta en la que participa toda la población. A las localidades de Villarcayo, Medina de Pomar y Villasana de Mena, se une Espinosa de los Monteros, donde el Martes de Carnaval es el día grande con el tradicional Entierro de la Sardina. Otra fiesta de gran arraigo local es el Judas de Trespaderne. 

La Semana Santa también ha recobrado la intensidad de la fiesta religiosa en Medina de Pomar y Villarcayo. Hasta hace muy pocos años, la procesión que más destacaba en este aspecto era la que se celebraba en Ahedo de Butrón donde una persona que representaba a Jesucristo, mientras cargaba con una cruz, caminando descalzo por las empedradas calles del pueblo, recibía latigazos. 

Las romerías de Nuestra Señora de la Hoz, que se celebra en julio en la ermita de Santa Isabel en El Almiñé y la de Baillo, en una ermita que se emplaza en las faldas de la Tesla, concentran a numerosas personas que se acercan a disfrutar de la jornada. 
Como fruto de la herencia de nuestra economía ganadera y agrícola, distintas poblaciones celebran ferias muy vinculadas al mundo rural; son los casos de Soncillo, Villarcayo, Medina de Pomar, Espinosa de los Monteros y Quincoces de Yuso. Esta última población está recuperando con gran existo las tradicionales ferias que se perdieron hace décadas. 

La comarca es muy festiva. La mayoría de las localidades celebran sus fiestas patronales en los meses más próximos al verano. Las localidades más grandes gozan con un gran colorido en sus fiestas: Villasana de Mena abre el periodo festivo en junio; en julio siguen Quisicedo; en agosto Quecedo, Villasante de Montija, Trespaderne y Villarcayo; septiembre es el mes más festivo, Quintana Martín Galíndez, Espinosa de los Monteros, Quincoces de Yuso, Soncillo y Frías; Medina de Pomar y Oña cierran el periodo festivo en octubre. 

En el aspecto de las manifestaciones culturales destacamos una representación artística con nombre propio "El Cronicón de Oña". En ella participa la población de la Villa Condal y sumerge al público asistente, en la historia de la fundación de esta población y del Monasterio de san Salvador, siempre muy ligado a los orígenes de Castilla. 

La actividad cultural y deportiva está muy presente los habitantes de nuestros municipios y gracias a ellos muchas iniciativas se están consolidando. Citaremos solamente algunos de los ejemplos más representativos como el día de las Merindades, los certámenes de teatro, las exposiciones caninas, los concursos de pesca, las concentraciones de motos, los concursos micológicos, las ferias y fiestas ecuestres, los certámenes de pinturas, los conciertos de música, los mercados medievales así como otros acontecimientos culturales y competiciones deportivas de distinta índole.