Vinaora Nivo SliderVinaora Nivo SliderVinaora Nivo SliderVinaora Nivo SliderVinaora Nivo SliderVinaora Nivo SliderVinaora Nivo SliderVinaora Nivo SliderVinaora Nivo SliderVinaora Nivo SliderVinaora Nivo SliderVinaora Nivo SliderVinaora Nivo SliderVinaora Nivo SliderVinaora Nivo SliderVinaora Nivo SliderVinaora Nivo SliderVinaora Nivo SliderVinaora Nivo SliderVinaora Nivo SliderVinaora Nivo SliderVinaora Nivo SliderVinaora Nivo SliderVinaora Nivo SliderVinaora Nivo SliderVinaora Nivo SliderVinaora Nivo SliderVinaora Nivo Slider

Pico de la Miel y Alto de las Corvas

El Pico de la Miel ( 1.563 m. ) y el Alto de las Corvas ( 1.562 m. ) son las cumbres delk circo glaciar que cubría hace 10.000 años el valle del Alto Miera. Estos glaciares cántabros eran las lenguas septentrionales del gran glaciar que cubrió los valles de Lunada, cuyas morrenas llegaron hasta Espinosa de los Monteros.

En la vertiente E de la montaña y en el lugar que actualmente ocupa la estación de esquí, tenemos el circo de los Villares, una de las cabeceras del gran glaciar de Lunada.

Ruta recomendada: Circular desde la Estación de Esquí. Desnivel positivo: 270m. Distancia aprox.: 2,5 km.

Desde el parking de la estación de esquí, seguiremos la senda 22 que sube en dirección SO por la ladera de la estación paralela al remonte más al S, en dirección al collado ( 1.551 m. ) que separa ambas cimas.

Primero nos dirigiremos al S para llegar al Pico de la Miel ( 1.563 m. ) y posteriormente regresar al collado en dirección N, para seguir por la arista cimera hasta el Alto de la Corvas ( 1.562 m. ) donde nos encontraremos el buzón de montaña.

Para descender seguiremos la senda 23 que discurre por la cresta que baja en dirección NE hasta el collado ( 1.356 m . ) que nos separa del Pico de la Brena, donde giraremos al SE en dirección a la estación de esquí.

Precauciones: En la cima del Alto de las Corvas, existen diferentes bloques rotos y grietas que se tapan con facilidad con las primeras nevadas y suponen un peligro a tener en cuenta.