Vinaora Nivo SliderVinaora Nivo SliderVinaora Nivo SliderVinaora Nivo SliderVinaora Nivo SliderVinaora Nivo SliderVinaora Nivo SliderVinaora Nivo SliderVinaora Nivo SliderVinaora Nivo SliderVinaora Nivo SliderVinaora Nivo SliderVinaora Nivo SliderVinaora Nivo SliderVinaora Nivo SliderVinaora Nivo SliderVinaora Nivo SliderVinaora Nivo SliderVinaora Nivo SliderVinaora Nivo SliderVinaora Nivo SliderVinaora Nivo SliderVinaora Nivo SliderVinaora Nivo Slider

Mantenimiento del Caballo

Tener un caballo es una gran responsabilidad y no se debe tomar a la ligera. Desde luego nadie debe pensar en ello si no tienen las instalaciones necesarias ni se han aprendido los primeros pasos sobre el cuidado del caballo, que incluyen conocimientos sobre la alimentación, limpieza, gestión general del establo y primeros auxilios. Todos los caballos y ponis necesitan cobijo seguro y atención diária, es decir, no se puede aparcar los domingos por la tarde y olvidarnos hasta el siguiente fin de semana. A diferencia de las pequeñas mascotas, los caballos y ponis necesitan grandes instalaciones para ellos solos cuyo mantenimiento cuesta tiempo y dinero. Los caballos, dependiendo del trabajo que realicen y de su raza o tipo, pueden mantenerse al aire libre, estabulados o mediante una mezcla de ambos ( conocido como sistema combinado ). El propietario necesitará tener acceso a pastos, a un establo, una zona de almacenamiento de agua, herramientas y un lugar seguro donde guardar los arreos y el resto del equipo.