Vinaora Nivo SliderVinaora Nivo SliderVinaora Nivo SliderVinaora Nivo SliderVinaora Nivo SliderVinaora Nivo SliderVinaora Nivo SliderVinaora Nivo SliderVinaora Nivo SliderVinaora Nivo SliderVinaora Nivo SliderVinaora Nivo SliderVinaora Nivo SliderVinaora Nivo SliderVinaora Nivo SliderVinaora Nivo SliderVinaora Nivo SliderVinaora Nivo SliderVinaora Nivo SliderVinaora Nivo SliderVinaora Nivo SliderVinaora Nivo SliderVinaora Nivo SliderVinaora Nivo Slider

Razas del mundo ( Características )

Las vidas de los humanos y caballos han estado unidas durante miles de años. Apreciados inicialmente solo como una fuente de alimentación, los predecesores del caballo contemporáneo eran cazados como cualquier otro animal salvaje. Pero con el tiempo apareció un proceso constante de domesticación cuando los pueblos nómadas empezaron a criar caballos en rebaños, del mismo modo que hacían con las cabras u otros animales. Sin embargo, el caballo adquirió un puesto esencial como medio de transporte rápido. Los hombres aprendieron a montar y sus vidas se transformaron radicalmente. Los caballos se convirtieron en el principal medio de transporte y esto fue así hasta bien entrado el siglo XX. La domesticación, junto con el aumento gradual de la población humana, significó el fin del caballo salvaje auténtico.

 

Hoy día incluso aquellos caballos que viven en rebaños en las escasas extensiones de pastos que quedan no son realmente salvajes porque, de una u otra manera, son manipulados por los humanos. Sin embargo, los caballos mantienen mucho su comportamiento instintivo que les permitió existir sin la intervención humana, por eso es necesario comprender qué es lo que les mueve si se quiere disfrutar de una relación recíproca con ellos.